Community Manager: una nueva especie.

imagen post 3

¿Qué es un Community Manager? ¿En qué se diferencia con un Social Media, un Social Media Estrategic o un Social Media Digital Content Editor? ¿Cómo debe ser? ¿Para qué sirve? ¡Que no cunda el pánico!

No hay una respuesta única y verdadera, lo cierto es que la definición varía, entre otras cosas, en función del tamaño de la empresa. Seguramente en una PYME será una única persona la que se encargue de todo el tema de marketing online, redes sociales, etc. desde la planificación a la acción.

todas estas funciones serán desempeñadas por la misma persona que se encargue desde la planificación estratégica hasta de publicar el tweet correcto en el momento oportuno.

Según las redes, la principal diferencia entre un Social y un Community es: el primero piensa, establece y planifica estrategias, el segundo diseña y ejecuta las mismas.

Centrémonos en este último. ¿Cuáles son sus orígenes? ¿Cuáles son las características de esta nueva especie? Cuenta la leyenda que el primer Community Manager surgió a inicios de la era digital, descendiente de la tan reputada y amada rama periodística. La evolución del entorno llevó a los periodistas a tener que renovarse y adaptarse, aprender nuevas técnicas de comunicación, nuevos medios de difusión y a tener una mentalidad ágil.

A lo largo de los últimos años, esta nueva especie ha ido adquiriendo y desarrollando competencias y habilidades tales como:

  • Capacidad de comunicarse: es la más importante ya que de ella depende su supervivencia. Un community es la boca y los ojos en redes sociales de la empresa para la que trabaja. Si su comunicación falla, la empresa quedará expuesta a posibles depredadores.portrait of a young beautiful woman with laptop standing on the yellow background
  • Conocimientos técnicos: conocer las diferentes técnicas y medios para llegar y atraer a sus presas. Gestionar y examinar las herramientas disponibles y estar siempre al día a la velocidad del cambiante mundo digital.
  • Organización: tiene que estar pendiente de las conversaciones que se dan en redes, acechar agazapado entre los foros más transitados, analizar contenidos, respuestas, organizar calendarios y todas las herramientas de gestión se hace tarea imprescindible para poder alimentarse de la red y usarlo a favor de la empresa.
  • Empatía y paciencia: si se quiere llegar a un colectivo específico o conseguir unos objetivos marcados es importante que el Community desarrolle estas cualidades. Aunque a veces se tenga que morder la lengua.
  • Dedicación y flexibilidad: en la jungla de la era digital no existen los horarios y hay que tener siempre presente dónde estamos en cada momento y a quién nos dirigimos.
  • Creatividad y proactividad: si se quiere hacer notar entre la muchedumbre tendrá que destacar y adelantarse a los gustos y las necesidades del público al que va dirigido.

En esta selva virtual aparecen nuevos especímenes y nuevas oportunidades pero también nuevos problemas. Uno de los más peligrosos es tener que lidiar con aquellos seres camaleónicos que se creen Community Canagers, o Social Media, o ingenieros aeronáuticos según se dé el caso. Aquellos que intentarán usurparte el puesto, aquellos que creen que conocen tu hábitat pero lo único que saben es subir su foto a Instagram. En un mundo tan vulnerable es importante saber distinguirse, y la mejor manera de hacerlo es poniéndole a todo lo que hagas: CORAZÓN.

Sé la marca, sé la empresa, sé el fan número uno de tu producto o servicio. Sé apasionado, sé original y nunca, nunca, nunca pierdas las formas.

Lo más divertido de estas profesiones que proliferan en torno a este universo online es que no hay límites. La única condición para sobrevivir es: ¡ESTAR PREPARADO!sport-927760_960_720